La planificación de un viaje trae consigo mucha adrenalina. Al menos para mi. Hace ya tiempo que todos los viajes que realicé los planifiqué por mi cuenta, sin tener de intermediario a alguna agencia de viajes. Hoy en día, Internet resolvió muchas cuestiones respecto a como encarar la etapa previa de viajar.

Pero esta vez fue diferente, ya que encaraba la planificación de un viaje internacional (el primero en mi vida) y traía consigo miles de dudas que antes no tenía. Es por eso que me parece interesante (bah, por lo menos lo creo así) comentarles mi experiencia que quizás sea la de muchos que están en la misma que yo: querer viajar lejos y tener miedo de que algo pueda fallar.

El viaje se planificó para hacer un Crucero desde Miami (habrá post sobre «Viajar en Crucero»), pero había sido, y yo no lo sabía hasta ese entonces, que Orlando, donde están los «famosos parques» queda cerca de Miami, así que era obligado tener que pasar por ahí.

La cuestión es que yo de los parques de Disney no sabía nada más que lo que se miraba en la tele en los 90s, con Leonardo Greco y «La Magia de Disney», pero solo eso. No sabía cuantos eran, pensaba que era uno solo con el castillo, pensaba que con unas horas unos podia recorrer y listo. Lo pensaba como una atracción más que hacer en un lugar.

Pero me equivoqué.

Disney es una locura

Ni bien decidimos pasar unos días en Disney, previo a la salida del Crucero, me puse hacer lo que todo buen milennial hace: buscar en google. Es así que me topé con un blog muy groso dedicado exclusivamente a viajar a Disney y todo lo que eso conlleva. Lo hace un tipo macanudisimo que se llama Tato, y se llama Tato de Viaje. De ahi saqué toda la info que te puedas imaginar para organizarte una visita al «lugar más feliz de la tierra»

Y es ahi que descubrí que 3 dias no nos iba a alcanzar ni de casualidad para recorrer: Magic Kingdom, Animal Kingdom, Epcoc y Hollywood Studios. Lo supe cuando me enteré que Disney World tiene las mismas dimensiones que la ciudad de San Francisco, en USA.

Más de 25 hoteles dentro del complejo, parques, restaurantes, tiendas, una red de trasportes… una verdadera locura. Y todo pensado, calculado, sin dejar ningún detalle librado al azar.

Así que nos embarcamos en planificar un viaje a tierras mágicas con la ayuda del blog de Tato. Para empezar había que hacer la reserva del hotel en Orlando y la compra de los Tickets de Disney. Así que me metí directamente a la web oficial de Disney World y ahi compré todo.

Pero aparecieron varias preguntas al hacer la reserva, que acá voy a tratar de contarles como me fue.

¿Dentro o fuera de Disney?

Creo que será una de las primeras preguntas que uno se hace: ¿donde alojarse? ¿dentro o fuera de Disney? Yo creo que es una decisión muy personal que quienes viajen.

Sin duda que un factor a tener en cuenta es lo económico, ya que un hotel fuera de Disney quizás salga un poco más barato que uno dentro. Pero no se tienen «beneficios» de quienes se alojan dentro.

También hay que tener en cuenta estos beneficios: Extra Magic Hours (más tiempo de parques) Magic Bands personalizables (es como la llave para todo en Disney) 60 días para sacar los Fast Past (pases rápidos que te ayudan a no tener mucha espera en las atracciones. Hay algunas que llagan a más de 2 horas de cola) entre muchos otros.

Así que la decisión depende exclusivamente de quienes viajen y que quieran hacer.

Nosotros nos decidimos por uno adentro. Y claramente uno económico. Así que reservamos el Disney´s Pop Century

¿Agencia de Viajes o por cuenta propia?

Aquí hay muchas opiniones. Hay quienes le gustan los paquetes completos y no hacer nada más. Otros, como yo, que prefiere buscar cada detalle. Son gustos. Lo que si, es que en cuento a precios, no hay mucha diferencia.

Entonces, como comenté, me metí a la página de Disney World y armé nuestro viaje. (Nota: la página tienen que ser la versión internacional, donde te permiten cotizar tus vacaciones completas)

Otra cosa que no sabía y lo aprendí ahi es que Disney te permite «señar» tus vacaciones con U$S200 y después pagarlas hasta 30 días antes de viajar. Esto es un beneficio si no se tiene todo el dinero. Además, se puede cancelar en cualquier momento antes de esos 30 días y te devuelven todo lo que pagaste.

¿Con o sin «plan de comidas»?

Otra cosa a tener en cuenta. Cuando se cotiza las vacaciones en Disney, te ofrecen el Dinning Plan: un plan de comidas con unos créditos para canjearlos en hoteles y restaurantes seleccionados.

También creo que depende de los que viajen, cuanto comen, etc.

Lo que si es cierto, y lo hicimos, es que dentro de los hoteles Disney te permiten ingresar con comida. Así que podés comprar cosas en los Walmart y llevarlos para tus comidas. Pero queda a criterio de cada uno.

¿Tickets por día o con Hooper?

A estas alturas ya me estaba convirtiendo en un maestro Disney de tanta info que iba aprendiendo. Así que llegue a la parte de los Tickets (si, podés cotizar tus vacaciones sin comprar tickets para los parques y solo alojarte)

Y en esta sección de tickets, podés comprarlos 1 por día por parque o la opción Hopper, que podés, con el mismo ticket visitar 2 o más parques en el día, cosa que no se quien lo hace, porque en un día entero casi no recorrés todo un parque.

Nosotros estariamos solo 3 días, así que salieron los tickets por día, pero solo en dos parques: Magic Kingdom y Animal Kingdom.

Hasta que terminás (la primera parte)

Ya después de todo esto, llegás al final de tu primera parte de la planificación: el alojamiento, las comida, los tickets. También podés optar porque te busquen en el aeropuerto de Orlando gatis. Pero como ibamos en auto, no hacía falta.

Ahora llega el momento de pagar la seña (o todo) y listo. ¡Welcome to Disney World!

Pero esto es solo la primera parte de la planificación. Después llega todo lo relacionado con cada parque que visites. Pero eso se lo dejo a Tato, que tiene un tremendo planificador.

Yo en post siguientes voy a seguir contando mi experiencia en Disney, sin saber nada.