fbpx

Me inventé un trabajo

Usualmente, el paso de la vida de asalariado a la de autónomo está marcado por dos palabras: ¿Y ahora?.

Depende de cada caso, pero la mayoría que haya dejado de trabajar “de manera formal” se encuentra en una disyuntiva de no saber que hacer cuando llega el momento de encarar la nueva realidad laboral. Aquí comienzan las dudas y el no saber para donde salir corriendo. Sobretodo si dedicó muchos años hacer el trabajo anterior.

Hace más o menos un año estuve en esta situación, viendo como seguir en la nueva realidad, un poco aturdido por diversas situaciones y con bastante miedo e incertidumbre hacia el futuro. Así fue que decidí inventarme un trabajo.

Me acuerdo que ya en terapia venia viendo las cosas que sabía hacer, las cualidades y capacidades que tenía. Así que tomé nota y comencé a crear el trabajo que quería para mi. Tenia la libertad de hacerlo, nadie ni nada me frenaba. Eso sí, debía ser rápido, porque la realidad no te da mucha ventaja (menos los bancos)

Comenzando con la checklist

Yo de base soy periodista. Me apasiona la comunicación, así que empecé a enumerar las cosas que sabía hacer relacionadas con la misma:

  • Saber escribir textos, artículos, crónicas, etc.
  • Capacidad de hablar en cámara y por micrófono.
  • Saber hacer entrevistas
  • Conocimientos de edición de audio, fotografía y video

Otra cosa que me gusta bastante es la tecnología, sobre todo en este último tiempo. Así que listé lo que se hacer respecto a eso:

  • Conocimientos para la creación de sitios web.
  • Saber manejar redes sociales, marketing digital, email marketing, ads, etc.

Y después otras aptitudes que tengo:

  • Saber enseñar.
  • Saber organizar eventos.
  • Saber de relaciones públicas.
  • Conocimiento de administración.

Entonces, haciendo un mix de todos estos conocimientos me inventé esto que hago ahora. Y le puse el título de Comunicador Digital. De ahi todo está por crearse.

Con mi hermana, disfrutando de la libertad.

No me gradué de ninguna prestigiosa universidad de “Comunicador Digital”, pero la formación que voy obteniendo (ya sea formal de Universidad o informal de Cursos y Capacitaciones) abala que pueda realizar con responsabilidad estas tareas que enumeré.

Además, junto a mi hermana Silvina, potenciemos nuestro espíritu emprendedor y nos pusimos a trabajar juntos.

El beneficio del nuevo paradigma

Si hay algo lindo que tiene el famoso nuevo paradigma es, sin duda, la libertad. Hacer lo que te guste y ganar dinero por ello. Decidir cuando, cómo, dónde y con quien hacer las cosas.

Igualmente, requiere de un cambio de mentalidad, de constancia y de, literalmente, salir de tu zona de confort (con todo lo que eso implica)

No te voy a negar que muchísimas veces asaltan las dudas de si esto es lo mejor o no, de si funciona o no, si voy a llegar a fin de mes o no. Pero aquí es donde entra el cambio de mentalidad: dejar de pensar como empleado, por más que el sistema te obligue hacerlo, y pensar como emprendedor, donde sos vos quien tiene las riendas de todo.

Quizás nos sea una decisión facil, pero, tarde o temprano, si se quiere vivir en libertad, hay que tomarla. Ojalá este tiempo nos haga reflexionar en la opción de arriesgarnos por nuestra ella, que definitivamente no tiene precio.

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *