Juegos sin tecnología: una apuesta urgente

Hoy 2019, vivir sin tecnología podría sacar de quicio a cualquier adulto promedio. Nos angustiamos si nos olvidamos el celular, no podemos recordar el número de teléfono del 90% de nuestros amigos, llegamos a una casa y pedimos wi-fi…

La tecnología es un estilo de vida que adquirimos hace algunos años. De niños tuvimos mucho tiempo de jugar con amigos, en el barrio, en la vereda, ensuciarnos, correr, construir bunkers en el patio o armar enormes casas para nuestros muñecos y la mayoría de las veces lo hacíamos solos, no recuerdo a mis padres jugando conmigo más que cuando tomábamos té imaginario.

Pero los tiempos han cambiado y la infancia también. Nos encontramos con niños y niñas que desde muy pequeños con sólo presionar un botón hacen cantar al «sapo pepe» o ponen pausa por décima vez a la película del rayo mcqueen; no necesitan escribir para decirle a «Google» lo que quieren ver y lo más importante de esto, lo hacen cuando tienen ganas y las veces que quieren (o que les dejamos…).

Frente a esta nueva infancia es que pensamos en la importancia del juego tradicional y es un desafío pensar en juguetes sin tecnología que entretengan a los niños más de 5 minutos. Es así como después de leer mucho y hablar con profesionales que saben un montón del tema surge la propuesta de juegos simples con varias posibilidades, elementos básicos que permitan al niño o niña forzar su imaginación para crear, que es lo que la tecnología, en la mayoría de los casos, no les permite.

Las apps de juegos que nuestros hijos, sobrinos o nietos pueden utilizar están dirigidos, son lógicos, haces A + B para conseguir C y una vez que entendieron la lógica no hay mucho más que hacer.

Sin embargo, los juguetes reales que se piensan desde la lógica del juego integral ofrecen y fuerzan a los peques a explorar más allá de lo evidente, incentivando a su imaginación y
creatividad además de sus habilidades motrices. Eso hacemos en Cuchu Toys

Te presentamos una opción de

Hoy te presentamos uno de nuestros juego. Se llama Disfraz Super Secreto y está hecho para que tu peque pueda crear su superheroe o villano a su gusto, pintándolo de los colores que quiera y, cuando se aburra, lavarlo y volverlo a pintar.

¿Debemos sacar la tecnología nuestros niños?

Esta pregunta tiene una sola respuesta: NOOOOO, sino los convertiríamos en analfabetos digitales, en una era donde todo tiene tecnología. Ahora, esto no significa que podamos moderar su uso en sus primeros años de vida que es donde aprenden a moverse, comunicarse, socializar, tener LIMITES, y esto es mejor si acompañamos en el momento presente el crecimiento de ellos.

No tenemos referencia de cuando es bueno o malo darle un celular a un niño porque nuestros padres no pasaron por esa situación, así que confiemos en la ciencia y recordemos nuestra niñez para hacer de esta generación una mucho mejor que la nuestra!